Ana de la Reguera, tiempo de cosecha

 

 

La actriz mexicana se abre paso a marchas forzadas en Hollywood y España. Filmó al lado de Bruce Willis en Nueva York , en una película de terror en España y en una obra de teatro en México. Y se alista para salir en una producción Bigas Luna. La película Backyard, sobre los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez, participa  por México en la preselección al Oscar para competir como Mejor Película Extranjera en Estados Unidos.

TEXTO: SHAILA ROSAGEL

@ShailaRosagel

La puerta del camerino marcado con el número cinco está al final del pasillo angosto de la sala Xavier Villaurrutia en el teatro Julio Castillo en el Distrito Federal. Frente a un espejo doble cara aparece el reflejo de una de las actrices mexicanas que están abriéndose paso en la industria del cine internacional. Ana de la Reguera. Aún sin el maquillaje completo y sin el vestuario que usa para encarnar al personaje de Desdémona en la obra Otelo. De la barra del closetdel pequeño camerino cuelgan los vestidos que Ana está a punto de utilizar. El protector en crema contra el calor para el cabello ya está en sus dedos,  mientras que una pinza onduladora pasa una y otra vez por los mechones. Se coloca un peluquín de extensión de pelo como el que usaba la bella Julieta de otra famosa obra de  William Shakespeare, con el fin de agrandar el largo que debe caer debajo de la cintura.

El estrés aumenta, está próxima la primera llamada para iniciar la puesta en escena y Ana apenas va en el tercer mechón de su cabellera.

La piel blanca y delgada de su rostro luce casi natural y el café claro de sus ojos grandes resalta brillante con las luces del tocador que le iluminan el rostro.

Ana de la Reguera en esta ocasión no tiene una maquillista, ni una peinadora que esté enchinándole el cabello.

Tampoco alguien que le prepare la ropa. Pero luce adaptada en medio de la refriega de actores y ayudantes que hay afuera de su camerino. Todos se preparan para iniciar.

La actriz que comparte  la otra cara del espejo del tocador y el camerino dejó un poco de espacio para que Ana pudiera recibir visitas mas cómodamente.

Ana viste pantalones de mezclilla y blusa de algodón. Desprovista del  glamur de la fama y de las fotografías de estudio. Su cabello es un manojo sin forma definida que está apenas caracterizándose en la cabellera de Desdémona para viajar a la época del renacimiento y al argumento de celos que envuelve a Otelo.

La imagen de Ana de la Reguera evoca a una joven común que se peina en las mañanas con el tiempo encima antes de salir corriendo  de casa para llegar  puntual a su centro de labores.

Las preguntas y las respuestas entonces fluyen en el tiempo medido, pero justo. Luego se escucha una “primera llamada” y la conversación se agiliza aún más.

Pero en este espacio Ana  piensa que le gustaría interpretar a Josefa Ortiz de Domínguez  y hacer una película mágica sobre su natal Veracruz. Acaricia la idea de alguna vez trabajar con el director Martin Scorsese y habla sobre su trabajo en Hollywood.

Se Inspira en el mundo de los migrantes en Estados Unidos y lo que éste le facilita la  entrada a la industria norteamericana y se concentra en la película “Backyard” que hizo con Carlos Carrera sobre los feminicidios en Ciudad Juárez .Obra que forma parte de la preselección de películas extranjeras para la nominación a los premios Óscar.

La actriz que inició su carrera en las telenovelas y arrancó en el cine con la película mexicana Por la Libre en el 2000, para el  2006 abrió las puertas de Hollywood con la interpretación de la hermana Encarnación en la película Nacho Libre.

Y aunque Ana confiesa que recibió muchos “no” en el camino y realizó varios castings. Las oportunidades se le dan y este año su carrera se vislumbra prometedora.

Durante este año rodó al lado del actor Bruce Willis la cinta A couple of dicks, en la ciudad de Nueva York.

Sus miras no sólo apuntan al país anglosajón. Ana de la Reguera recién llegó de España donde filmó Bad People, una película de terror, la primera que realiza en ese país, y la que representa su entrada al cine español.

Forma parte del elenco de Di Di Hollywood, bajo la dirección del español Bigas Lunas, donde compartirá créditos con Elsa Pataky, Peter Coyote, Flora Martínez y Giovanna Zacarías.

Ana de la Reguera dice sentirse con el mismo nivel que cualquier actor internacional y asegura el resto del 2009 está lleno de proyectos. Considera que fue un buen año para su carrera en Hollywood y el 2010 estará centrado en Estados Unidos.

“Uno también es capaz”

¿Qué significa la preselección de Backyard para los Premios Óscar?

Luché mucho por el papel, para que me dieran la oportunidad de hacerla y es un logro muy grande, sobre todo para la película porque es un tema que siempre ha querido ser olvidado y que ya la gente piensa que está caduco, que ya fue, que no va a pasar nada. Nunca se hizo nada, nunca fue nadie a la cárcel. Desgraciadamente sigue pasando lo mismo y el país no se acuerda de nada de esto. La película es importante que nos represente a México.

¿Por el tema de los feminicidios?

Fuera del país el tema tiene más relevancia que dentro del país. Esa puede ser una gran oportunidad para poder competir, es la primera película de ficción que se hace lo más acercado a lo que es Ciudad Juárez.

Se han hecho grandes documentales, ha habido un par de películas de ficción que ni siquiera estuvieron filmadas en Juárez. Este lugar  es el principal protagonista, fuera ilógico que no hubiera estado filmada ahí.

¿Qué fue lo que aprendiste acerca de los asesinatos de mujeres en esa frontera?

Entiendes lo que sucede en Juárez, hasta cuando vas a Juárez y lo vives. Es una tierra de nadie, una frontera, una ciudad muy grande que no está controlada, que no hay Estado, que justamente por eso pasan muchos feminicidios ahí. Pueden matar una mujer y tirarla en el desierto y no pasa nada.

¿Qué hay de tus planes en Hollywood?

Apenas acabé la película hace un mes y me fui a filmar a España otra película,  luego me iré a filmar con Bigas Luna.

Tengo que regresar a México  para hacer una cinta y luego me voy para Estados Unidos para ver que pasa con el Óscar, y a estrenar la película que hice con Bruce Willis.

Háblame de tu experiencia con Bruce Willis…

Fue muy buena, porque ves tan lejano ese mundo y a estas estrellas que de pronto trabajar con ellos, formar parte del equipo, pues te hace sentir que uno también es capaz, que tienes las mismas capacidades que otro actor. Tenemos la misma preparación. A lo mejor él tendrá mucha experiencia y más reconocimiento y todo pero como estamos preparados los actores mexicanos no le pides nada a nadie.

Eso te da seguridad de decir, “oye por supuesto que se puede, por supuesto que puedo hacer lo que quiera, soy capaz de hacer lo que yo quiera si me lo propongo”.

¿Ha sido fácil o difícil para ti entrar a Hollywood?

Está muy competido. Lo que pasa es que la gente está muy bien preparada y hay mucha competencia. A veces hay problemas con la cuestión del acento, entonces no es tan fácil. Pero mientras estés luchando preparada, dando lo mejor y no dándote por vencida a la primera vamos a tener una buena oportunidad. Todo es cuestión deprobabilidades. Si haces 100 castings, en uno  tienes que  quedar. No será a la primera, ni segunda, ni tercera, tienes que tratar muchas veces y escuchar muchos no.

¿Te han discriminado por ser latina?

No es grave, hay racismo en todos lados. Nosotros mismos  aquí en México a veces discriminamos a otra gente. Nunca vas estar exento de eso, pero no es por eso que uno no se queda en un papel. Últimamente se han dado cuenta de la gran industria que hay para los latinos en Estados Unidos. Somos más de 20 o 30 millones de latinos viviendo en ese país. Hay un público enorme al que ellos saben que tienes que llegar, para eso estamos los actores. Tiene que ser diverso, ves a gente de todos lados, eso es lo que es Estados Unidos, una nación de migrantes.

¿Los migrantes entonces han abierto el panorama para los actores?

Por supuesto, siempre te vas a ver reflejado en un elenco que veas que no son todos blancos o rubios. Donde veas a un latino como tú, un afroamericano o un asiático.

¿Hay algún actor o actriz latino que te apoye en Hollywood?

No, sólita.

¿Con qué actor y director te ves trabajando?

Yo no pido más que trabajo. Hay miles de actores o directores  de quienes son fan. Me encantaría trabajar con Scorsese, por ejemplo, pero bueno, voy paso a paso, es importante formarte metas. Sí hay que pensarlo.

Temáticas para abordar en películas…

Quisiera hacer algo sobre Veracruz, soy de ahí y nunca he tenido la oportunidad. Me gustaría contar alguna historia que suceda en Veracruz, algo como de realismo mágico, como una historia de pueblo.

En teatro…

Estoy a punto de terminar la temporada de Otelo. Hasta enero estoy llena de cosas. El próximo año lo voy a dedicar a Estados Unidos. Este año lo dediqué bastante; hice un piloto para una serie en ABC a principios de año, no se escogió pero participé, luego la película con Bruce. Tuve un buen año en Estados Unidos.

¿Qué personaje de los que has hecho fue un reto para ti?

El que más me ha costado trabajo es el de Backyard. Una mujer completamente diferente a mí, me sentía muy responsable de hacerlo bien, de que fuera creíble, parece que todo salió bien.

Si tuvieras la oportunidad de hacer algún personaje histórico, ¿a qué mujer te gustaría representar?

A Josefa Ortíz de Domínguez

¿Por qué?

Porque fue clave en la independencia de México, una mujer adelantada a su época y visionaria.

(Día Siete, número 477)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s